ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

7986 - 20 de noviembre, 2017

7986 -  20 de noviembre, 2017   (5376)    

 Fueron varios los pensamientos impactantes que surgieron en mi mente mientras leía y meditaba sobre el Salmo 126.  Un pensamiento impactante es uno que se va desarrollando en nuestra mente mientras leemos un pasaje bíblico.  Cuando esto sucede, yo generalmente hago una breve pausa para anotar algún pensamiento que considero imactante.

Este es un buen tiempo para la reflexión y la meditación.  Después trato de redactar este pensamiento con mayor claridad y lógica; y entonces vuelvo a leer el pasaje de nuevo, ya que es la fuente de este pensamiento.  Cuando usted siga este plan, asegúrese siempre que este pensamiento sea consistente con lo que Dios dice en el resto de su Palabra.  El primer pensamiento que surgió mientras yo leía el Salmo 126 era que, somos redimidos para servir, restaurados para ayudar, y bendecidos para bendecir

Los primeros 4 versos del Salmo 126 presentan la bendición del pueblo de Dios al ser restaurados, liberados de la cautividad y devueltos a sus propias tierras.  Para ellos era casi como un sueño imposible; y sin embargo fue una realidad maravillosa.  Cuando comprenden lo que ha pasado, hay risas, canciones de regocijo e historias que cuentan lo que Dios ha hecho.  Luego las expectativas aumentan, y según el verso 5 tenemos su oración en que piden,  "Haz volver a nuestros cautivos oh Jehová, como los arroyos del Neguev.

Luego los versos 5 y 6 del Salmo 126 son como un resumen de lo que ha ocurrido, "Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.  Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; pero volverá con regocijo trayendo las gavillas."    El pueblo había sido bendecido en su redención.  Ahora están preparados para servir como bendición hacia otros.  Recuerde el pensamiento impactante con que comenzamos, somos redimidos para servir, restaurados para ayudar, y bendecidos para bendecir.

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.