ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

7990 - 24 de noviembre, 2017

7990 -  24 de noviembre, 2017   (5380)   

El Salmo 133 es parte de la serie de Salmos conocidos como "cánticos de acenso gradual".  Eran entonados por el pueblo de Israel, mientras se dirigían a Jerusalén para celebrar las fiestas tradicionales.  Era un tiempo de elevar sacrificios; un tiempo de interacción y contacto mutuo entre todo el pueblo. 

Es por eso que David declara   "¡Mirad cuan bueno y cuan delicioso es habitar los hermanos juntos en armoníaEs como el óleo precioso sobre la cabeza,  el cual desciende sobre la barba."  Este óleo era el aceite con que se ungía al sumo sacerdote.  Al vertirlo sobre su cabeza su aroma no solo descendía sobre su barba, sino hasta el borde de sus vestimentas.  Mientras que él se movía entre el gentío, su aroma era esparcido en el aire, recordándoles del Espíritu Santo, simbolizado por este aceite, el que los mantenía unidos.

Luego en el verso 3 del Salmo 133 el cuadro es ampliado al mencionar el rocío de Hermón, o sea el alto monte que se encuentra al noroeste de Jerusalén.  Una montaña tan alta que tiene nieves sempiternas.   Así como las corrientes de aire frío traen al rocío pesado y refrescante desde el monte Hermón hasta Jerusalén; así se refrescaban unos a otros, los que venían de los rincones más distantes, para estas celebraciones en Jerusalén.

Es en este contexto, donde el Espíritu Santo junta a las gentes y los refresca en compañerismo mutuo, que Dios da su bendición de la vida eterna. Pero la desunión entre la gente de Dios, cancela esta bendición.   Sin embargo cuan grata y agradable es la experiencia de los que se comprometen a laborar para edificar y mantener la verdadera unidad entre los verdaderos creyentes en Jesucristo

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.