ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

7993 - 29 de noviembre, 2017

7993 -  29 de noviembre, 2017   (5383)   

Estamos estudiando el Salmo 139, cuyo tema central, según los versículos 23 y 24  es esta oración,  "Examíname oh Dios."  Este enfoque es reflejado en las primeras palabras de este Salmo,  "Oh Jehová, tú me has examinado y conocido."

En este Salmo descubrimos que Dios es presentado como Omnisciente, Omnipresente y Omnipotente.  Dios conoce todo lo que somos: nuestras acciones, pensamientos, y aún lo que vamos a decir antes de decirlo.  No hay nada que podamos esconder de Dios.

En su adoración a Dios, David declara en el verso 6 del Salmo 139:   "Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; alto es, no lo puedo comprender."   Entonces, cuando usted ore pidiéndole a Dios que le examine, no le está pidiendo que a Dios que vea si haya algo que Él todavía no conozca.  David le estaba pidiendo que Dios le dé a conocer a él si había algo que Dios sabía que necesitaba ser confesado, cambiado o limpiado.

A veces cuando reconocemos que Dios lo sabe todo en cuanto a nosotros, queremos huir y escondernos.    Pero cuando David contempla a Dios, se da cuenta que siendo que Dios es Omnipresente, no hay donde pueda huir para escaparse de la presencia de Dios.  Aún si huyera al lugar de la noche más oscura, según el verso 12 del Salmo 139,  David se da cuenta que,  "Aun las tinieblas no encubren de ti, y la noche resplandece como el día."

El apóstol Pablo, citando las palabras de un filósofo de aquellos días, escribe en Hechos 17:28   "Porque en Él vivimos, y nos movemos, y somos."   Siendo que no podemos esconder nada de Dios, ni nosotros mismos nos podemos esconder de Dios,  Usted, si no lo ha hecho ya, ¿por qué no acepta este hecho y se rinde al control de Dios?  Nunca será desilusionado.  La verdad es que un nuevo sentimiento de seguridad total le envolverá.

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.