ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

7995 – 1 de diciembre, 2017

7995– 1 de diciembre, 2017   (5385)              

Al llegar al final del libro de los Salmos, encontramos una colección de cánticos de adoración.  En el Salmo 145, David describe a Dios como grande, pleno de amor, gracia y compasión, bueno, fiel, justo, y cercano a nosotros.  No es de sorprenderse que David comience el Salmo 145 así:  "Te alabaré, mi Dios, mi Rey, y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre…"  y que lo concluya con estas palabras:   "La alabanza de Jehová proclamará mi boca; y todos bendigan su santo nombre eternamente y para siempre."

En el Salmo 147, el Salmista dice en los versos 4 y 5: "Él cuenta el número de las estrellas; a todas ellas llama por sus nombres.  Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; y su entendimiento es infinito."   Los científicos nos han avanzado mucho en descubrir lo grande que es lo que Dios ha creado.  El telescopio Hubbell en su órbita espacial nos ha dado una mayor razón para alabar a nuestro gran Dios, porque nos ha mostrado miles de millones de estrellas en el espacio sideral; estrellas cuya existencia Dios ha determinado, que Dios ha nombrado, y para las cuales Dios tiene un propósito.  Si Dios puede lograr todo esto, es seguro que nos puede cuidar a nosotros.  Por eso, adoremos a Dios usando estas palabras de Salmo 150:  "Alabad a Dios en su santuario; alabadle en la magnificencia de su firmamento.  Alabadle por sus proezas; alabadle conforme a la muchedumbre de su grandeza.   Alabadle con son de bocina; alabadle con salterio y arpa; alabadle con pandero y danza; alabadle con címbalos resonantes, alabadle con címbalos de júbilo.  Todo lo que respira alabe a Jehová.  ¡Aleluya!"

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.