ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8001 – 11 de diciembre, 2017

 8001 –11 de diciembre, 2017  (5391)

En el Evangelio según San Lucas, capitulo 2, versos 40 al 52, vemos algunos aspectos interesantes acerca de la niñez de Jesucristo.  El verso 40 declara que  "el niño (Jesús) crecía, se fortalecía y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre Él."    En el verso 46 leemos que sus padres, después de buscarlo durante 3 días, "lo hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles."  Notemos el orden aquí, "escuchándoles. y preguntándoles."  Y añadiendo que, "todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas."    

Pasando a Lucas 2: 49, Jesús afirma la prioridad de su vida,   "en los negocios de mi Padre me es necesario estar" mientras que el verso 51 demuestra la plena obediencia de Jesús a sus padres terrenales.   Finalmente, el verso 52 de Lucas 2, señala 4 aspectos de Su crecimiento:  "sabiduría"(crecimiento intelectual); "en estatura" (crecimiento físico), "en gracia para con Dios" (Crecimiento espiritual) "y los hombres" (crecimiento social).       

Al reflexionar sobre estas características de la niñez de Jesús, pensé que ésta sería una buena lista para las oraciones por nuestros hijos y nietos, como también para nosotros mismos, como padres o abuelos.     Necesitamos alentar un balance en el desarrollo y la maduración intelectual, física, espiritual y social.  La madurez intelectual y espiritual provienen de escuchar y de hacer preguntas.    A medida que crecemos descubriremos que otros nos harán preguntas, y que tendremos algo valioso para compartir. 

El ayudar a otros a establecer sus prioridades correctas también es importante.  La obediencia a nuestros padres nos ayuda a desarrollar un saludable respeto por la autoridad.  Pero a medida que oramos, no nos olvidemos nunca que todo el desarrollo saludable es el resultado de la gracia de Dios.  Mantenga estas cosas en mente, mientras ora por su familia y por usted mismo

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.