ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8006 – 18 de diciembre, 2017

 8006 – 18 de diciembre, 2017  (5396)

Encontré dos versículos alusivos a la Navidad, pero aparecen en un contexto que no parece ser lo más apropiado.   En el capítulo 11 de San Lucas, Jesús estaba compartiendo con la muchedumbre, cómo Él había liberado a los poseídos por demonios.  Pero en el verso 27 de Lucas 11 leemos:   "Mientras Él decía estas cosas, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo:  'Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste.  Y' él dijo: 'Antes bienaventurados los que oyen la Palabra de Dios, y la guardan.'" 

Lo que la mujer dijo era la verdad.   Jesús no la contradijo con su respuesta.   María, la madre de Jesús había escuchado, y obedecido la Palabra de Dios.   En San Lucas 1:38 leemos:   "He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra."   Además, cuando el ángel apareció ante la virgen María, según Lucas 1:28 él le dijo:  "¡Salve muy favorecida!   El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres."  

Por otra parte, cuando Elizabet visitó a María, ella pronunció esta bendición sobre ella, según San Lucas 1, versos 42 y 45:  "Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre… Y bienaventurada la que creyó, porque se cumplirá lo que le fue dicho de parte del Señor."

Jesús no niega ninguna de estas cosas; sino enfatiza que el sólo repetir tales palabras no es suficiente para conseguir la salvación.  Si queremos la bendición de la salvación, tenemos que creer lo que es la verdad, y entonces obedecer.

Es verdad que Jesús nació de la virgen María.  El vino al mundo para proveer salvación a todos los que creyeren en Él y obedeciera lo que dijo.   Éste es el mayor obsequio de Navidad.   Pídale a Jesucristo que entre en su vida, que le dé la salvación.  Entonces usted será grandemente bendecido, y recibirá la vida eterna.   Hágalo ahora mismo.

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.