ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8013 – 27 de diciembre, 2017

8013 – 27 de diciembre, 2017  (5403)..   

Es irónico, lo ciega que puede ser la gente.  Escuche lo que decían algunos, según Lucas 23:35, cuando estaban parados ante Cristo mientras Él colgaba de la cruz:   "A otros salvó; sálvese a si mismo, si éste es el Cristo, el escogido de Dios."  

La verdad es que Jesús no vino para salvar su propia vida.  Lo pudo haber hecho si lo hubiese deseado.  Pero Él vino para salvar a otros.  Esta era su gran misión.  Vino para hacer posible la salvación, de aún los que se burlaban de él.  En verdad, uno de los dos malhechores que estaban crucificados al lado de Él comenzó burlarse de Jesús; pero pronto se dio cuenta que ellos dos merecían ser castigados por su maldad, mientras Jesús no había hecho mal alguno.

Así fue que uno de los ladrones crucificados le dijo a Jesús, según Lucas 23:42:   "Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino."  A lo que Jesús responde:  "De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso."   Jesús, aunque agonizante, seguía preocupado por el bienestar de otros.   Esto concuerda con las palabras de Jesús en Mateo 20:28:  "El Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos."

Si usted nunca ha tomado ese paso de fe en que le ha pedido a Jesús que le recuerde y que le dé la vida eterna, entonces por qué no sigue el ejemplo de aquel ladrón crucificado con Jesús.  Ore, pidiéndole que le salve, y entonces establezca una relación personal con Jesús.   Si ya ha tomado ese paso, entonces siga el ejemplo de Jesús, de no buscar que otros le sirvan a usted, sino más bien, busque maneras para servir y  ayudar a otros.   Su vida será más valiosa y completa si así lo hace. 

 

  

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.