ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8030 - 19 de enero, 2018

8030 -  19 de enero, 2018  (5421)       

Sin duda, Salomón era un hombre sobresaliente, con muchos dones.  Sin embargo, él tuvo que aprender que en la vida hay un beneficio importante de trabajar conjuntamente con otros compañeros.  En Eclesiastés 4, versos 9 al 12 Salomón comparte lo que aprendió de esta realidad.  Creo que estos también fueron los beneficios que Jesús tenía en mente cuando, según Marcos 6:7 envió a sus discípulos a cumplir un ministerio de dos en dos.

Al pensar en el significado de estas palabras de Salomón, en cuanto a los beneficios de trabajar en equipos, yo anoté cuatro subtítulos, uno para cada versículo.  El verso 9 de Eclesiastés 4 presenta la sinergia en que un equipo de 2 personas puede realizar más que si los dos trabajaran por separado.  Muchas veces se necesita ayuda para lograr algo que sería imposible realizar por una sola persona; y el entusiasmo de uno puede también ayudar a mantener el esfuerzo de la otra persona.

Eclesiastés 4, verso 10 presenta la seguridad.  Si uno se cae y se lastima, es muy valioso tener a alguien que le auxilie, y si fuese necesario, ayudarle a buscar el cuidado médico necesario.  El verso 11 de Eclesiastés 4 presenta el calor humano mediante el cual, si dos duermen juntos se calientan mutuamente..  Y el verso 12 enfoca el poder de la unión.  Si uno es atacado es siempre bueno tener a alguien a su lado para defenderle.  El verso 12 de Eclesiastés 4 concluye declarando que "un cordón de tres dobleces no se rompe pronto."    Dos es mejor que uno, y es mejor tener tres que dos.  Para el creyente en Cristo, esta verdad es muy especial si la tercera persona del equipo es el Espíritu Santo, quien obra en ambos, y nos va ligando el uno con el otro, y al mismo tiempo nos da aliento y fuerzas para realizar el ministerio que Dios nos haya encomendado.

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.