ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8044 - 8 de febrero, 2018

8044 - 8 de febrero, 2018  (5456)       

Estamos considerando el tema de la oración según es presentado en el capítulo 26 de las profecías de Isaías.  Le invito ahora a estudiar la oración "de trincheras" que presentan los versos 16 al 18 del capítulo 26 de Isaías:  El pueblo viene a Dios durante su tribulación, cuando siente la mano dura de Su disciplina.  Casi no pueden ni susurrar una oración.  Se sienten como una mujer con dolores de parto quien gime y grita en su dolor.  En medio de su agonía, anticipan su liberación como la respuesta de Dios, pero según el verso 18, sienten que sólo le han dado "a luz al viento."

Parece que hay mucha gente cuya vida de oración podría describirse "sin recibir ninguna respuesta sustancial."  Y esto es aún más trágico si sus oraciones son intercesoras, buscando que otros encuentren la salvación de sus almas.  El verso 18 de Lucas 26 concluye así:  "…ninguna liberación hicimos en la tierra, ni cayeron los moradores del mundo."

¿Se siente usted así algunas veces?  Tome ánimo y escuche lo que dicen los versos 19 al 21:   "Tus muertos vivirán, sus cadáveres resucitarán.  ¡Despertad y cantad, moradores del polvo!  Porque tu rocío es cual el rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos.  Anda pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto pasa la indignación.  Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra Él…"

A veces estamos demasiado ansiosos para ver los resultados de nuestras oraciones.  Dios sabe muy bien que es lo que pasa, y cuando es el tiempo mejor para responder.  Cuando Él responda, usted comprenderá.  Espere hasta entonces, cuando Dios haga lo suyo a Su manera, y usted no será decepcionado

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.