ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8049 - 15 de febrero, 2018

 8049 - 15 de febrero, 2018 (5461)          

Estamos estudiando el pasaje en Isaías 37, versos :14 al 20, que contiene la oración del rey Ezequías cuando su nación fue amenazada por el rey Senaquerib de Asiria, quien declaró que iba a destruir la ciudad de Jerusalén.

Ezequías comenzó su oración afirmando la verdad en cuanto a Dios.  Luego le da a Dios un informe detallado, desde su perspectiva humana, de la situación que estaban enfrentando; y finalmente le pide a Dios que les libere de esa situación humanamente imposible, con el fin de que Dios fuese conocido y honrado.  Escuchemos la súplica de Esequías según aparece en Isaías 37:20:  "Ahora pues, Jehová Dios nuestro, líbranos de su mano, para que todos los reinos de la tierra conozcan que sólo tú eres Jehová".   

Cualquier interés o beneficio personal era secundario.  El objetivo principal de esta oración de fe. era que Dios fuese conocido, y que Él fuese glorificado.  Dios le escuchó y contestó su oración.  Leemos en Isaías 37, verso:36:   "Y salió el ángel de Jehová y mató a ciento ochenta y cinco mil en el campamento de los asirios; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos."   Senaquerib y sus ejércitos abandonaron el territorio de Jerusalén para no volver nunca más.  Dios había obrado poderosamente en respuestaa la oración de su siervo Isaias  

  

Cuando usted acuda a Dios en oración, recuerde quien es Él.  Al enfrentar obstáculos "imposibles", averigüe, en lo posible, la realidad de su propia situación, y luego compártala, con Dios, con un olujo de detalles,.  Entonces ore osadamente pidiendo que Dios intervenga.  Asegúrese de buscar que la gloria de Dios sea reconocida, mientras que usted ora para que Su voluntad sea revelada y cumplida.   También asegúrese de declarar la gloria de Dios como resultado final

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.