ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8054 - 22 de febrero, 2018

8054 - 22 de febrero, 2018  (5466)      

Al leer el capítulo 53 de Isaías, vemos una descripción de aquel que es presentado como el "siervo sufriente", o sea Jesucristo. En esta porción de la Escritura, notemos quién es Él y qué es lo que Él ha hecho.   La descripción es gráfica. Jesucristo es despreciado y rechazado; un hombre de dolores, que sufre, es aplastado y traspasado, castigado, oprimido y afligido.   Fíjese en estas palabras abrumadoramente negativas y dolorosas; luego contemple lo que Jesucristo sintió como siervo sufriente.  Entonces reconozca que Jesucristo, el Mesías, es quien experimentó todas estas cosas. Lo hizo porque nos ama, y porque esto era lo que tenía que hacer para obtener nuestra salvación.    

En Isaías 53, versículo 6 leemos,  "Todos nosotros nos descarriamos como ovejas".   Nos hemos descarriado tal como ovejas que vagan a la deriva; haciendo lo nuestro, yendo por nuestro propios caminos.  Debido a esto, fue necesario que nuestras iniquidades fueran puestas sobre Jesucristo.  La única forma en que nuestro pecado, nuestro descarrío, pueda ser perdonado, es que Jesucristo, el Siervo Sufriente, tome sobre si, el peso de todos nuestros pecados.

Escuche el versículo 12 de Isaías 53: "Derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores. Porque cargó con el pecado de muchos e hizo intercesión por los transgresores."  Isaías describe el terrible sufrimiento de Jesucristo, como también su resurrección. El versículo 11 declara: "Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho."   Como nuestro resucitado Salvador, Jesucristo ve el fruto que Sus sufrimientos producen en la vida de los que creen en Él, y está satisfecho. Una pregunta, ¿La forma en que usted vive, le satisface a Cristo?

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.