ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8059 - 1 de marzo, 2018

 8059 - 1 de marzo, 2018  (5471)           

¿Sabía usted que Jesucristo citó a Isaías 61, versos 1 al 3 como la base para su propio ministerio público?   Compare estos versículos en Isaías 61 con lo que Jesús dijo en la sinagoga de Nazaret, según Lucas 4:18-19:    "El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado para sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor." 

Es interesante que notar que Jesús, al citar este pasaje, no incluye que Él va a proclamar  "el día de venganza del Dios nuestro."    Esto es porque según Juan 3:17,   No envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él.  

O sea que "el día de venganza" sólo vendrá después que concluya la presente era de la gracia de Dios.   Lo que Jesús escogió para citar se estaba cumpliendo ante los ojos de todos en aquella sinagoga.  Jesús dijo a menudo que Él había venido para cumplir lo que los profetas habían pronosticado.  Jesús siempre basó sus palabras y sus acciones en la Palabra de Dios.  Cosa que creo que nosotros también debemos hacer.

No es de sorprendernos por el impacto positivo que tuvo la vida de Jesús sobre muchos; ya que Él fue ungido y enviado por el Espíritu Santo.  Al leer acerca de la vida de Jesús en los Evangelios, es interesante que Isaías 61:3 profetizó que su misión sería:   "Ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado…"

Si usted desea que su vida tenga un impacto similar sobre los que le rodean, también necesita depender en la unción del Espíritu Santo, y de ser obediente de la Palabra de Dios; tal como Jesús lo fue.

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.