ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8062 - 6 de marzo, 2018

8062 - 6 de marzo, 2018  (5428)

Un aspecto extraordinario del relato de la vida de Jesús en el Evangelio según San Juan, son sus referencias al tiempo.   Este Evangelio comienza con la declaración:  "En el principio era el Verbo, y el verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.  Este era en el principio con Dios"

Cuando comenzó la creación de nuestro mundo, Jesucristo, "el Verbo", ya existía.  El ya "era" aún antes de la creación del tiempo.   Luego, cuando ya existía el tiempo, según Juan 1:14, "aquel verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros."   Mientras Jesús estaba en la tierra, él estaba subordinado al tiempo.  Él estaba en una misión que tenía que ser cumplida en un plazo definido.  Jesús les dijo a sus discípulos, según Juan 9, verso 4 ,    "Me es necesario hacer las obras del que me envió, entretanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar."   Este es un pasaje que se presta para armar un bosquejo de tres puntos sobre el tema de la "oportunidad".   1.- Hay oportunidades en todas partes;   2.-  La oportunidad es  menguante, se disipa.   3.-  La oportunidad se acaba.   Jesús cumplió su misión con la realización de que si no aprovechaba al máximo las oportunidades que se le presentaban, éstas se irían disipando, y que si las seguía descuidando, estas oportunidades desaparecerían.

La mayoría de nosotros, si comenzamos a comprender este principio, tendemos a causarnos estrés y tensión.  Jesús, sin embargo, mantuvo su serenidad mientras cumplía su misión.   Dijo repetidamente:   "Aún no ha venido mi hora"   "Mi tiempo aún no ha llegado"… "Mi tiempo aún no se ha cumplido."   En cambio, en Juan 12:23 y 13:1 Jesús dice   "Ha llegado la hora"   Cosa que afirma nuevamente en su oración por sus creyentes en Juan 17:1.   Le invito a reflexionar sobre estas referencias en cuanto al manejo del tiempo, y que aprenda de Jesús cómo ordenar su vida correctamente.

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.