ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8068 – 14 de marzo, 2018

 8068 – 14 de marzo, 2018  (5434)

Estamos estudiando los nombres y títulos dados al Señor Jesucristo en el Evangelio según San Juan.    En Juan 1:29 tenemos esta declaración de Juan el Bautista:   "He aquí el Cordero de Dios, que quita  el pecado del mundo."   El título,"Cordero de Dios" trajo a las mentes de los allí presentes, todo lo relacionado con los sacrificios del Antiguo Testamento que habían sido provistos para obtener el perdón de sus pecados.  Aquí cabe recordar que según Hebreos 10:11, aquellos sacrificios nunca pudieron quitar los pecados, sino solamente encubrirlos.

En contraste, este "Cordero de Dios", quita todos nuestros pecados, los cuales nunca más serían recordados.  Esta promesa asociada con Jesucristo como el "Cordero de Dios" fue suficiente como para que algunos de los seguidores de Juan el Bautista le abandonaran, y comenzaran a seguir a Jesús.

Juan el Bautista, les había enseñado y discipulado, pero ahora ellos querían estar con Jesús el rabino, o sea el maestro o profesor, para que Él les enseñe más.  Querían algo más que sólo saber acerca de Jesús; querían conocerle personalmente y experimentar su presencia.   Mientras usted lee el Evangelio según San Juan tome nota de como Jesús, el rabino, nuestro o maestro y profesor, nos conduce a la verdad y nos libera por medio de esa verdad, permitiéndonos llegar a ser todo lo que Dios quiere que seamos.   Escuche las palabras de Jesús en Juan 8:31 al 35:   "Si permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres… si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres…"   Cuando Natanael entró en esta escuela de aprendizaje con Jesús, se dio cuenta que Jesús era una persona muy especial.  En Juan 1:49 leemos que Natanael le dijo:   "Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel."  Al darse cuenta de quien es Jesús, confiéselo.  Ríndase a Su autoridad sobre usted.   Permítale ser el rey sobre toda su vida, tal como lo hizo Natanael 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.