ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8082 –3 de Abril, 2008

 8082 –3 de Abril, 2008   (5473)     

 

Para mantenernos en un espíritu de adoración a Dios; le invito a continuar nuestra lectura y estudio de la Biblia, pasando ahora, al libro profético de Jeremías.

Yo le he dado como título a este libro: "Los desobedientes desilusionados".

La desobediencia lleva irremediablemente a la desilusión, la desesperación, y finalmente a la ruina y destrucción.  Sin embargo, como seres humanos, tenemos  una fuerte predisposición a desobedecer, ya que, según Jeremías 17:9,  "Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso…"   O sea que estamos predispuestos a desobedecer.     Y,  siendo que una primera acción de desobediencia nos hace más fácil desobedecer otra vez; el corazón desobediente gradualmente llega a pensar que lo malo es lo bueno, y que lo bueno es malo.  El corazón que es engañado de esta manera está en camino a una segura destrucción.

Pero, ¿hay alguna esperanza de liberación?   ¡SI!  Dios dice que es necesario romper una reacción en cadena que va desde un acto desobediente a otro peor.   Además es necesario hacer el esfuerzo específico para no cometer más actos de desobediencia.

En primer lugar, según Jeremías 4, versos 3 y 4, debemos rendirnos totalmente a Dios,    Luego, según Jeremías 18, versículos 1 al 6, debemos reconocer que nuestra relación con Dios se asemeja a la del barro con el alfarero; en la que Dios, nuestro alfarero, nos quita las impurezas, para que así nos pueda moldear y darnos la forma que Él desea; y luego, usarnos para su honra y gloria.  Para mí, el versículo clave de este libro es Jeremías 2:13:  "Dos son los pecadosque ha cometido mi pueblo: Me han abandonado a mí, fuente de agua viva, y han cavado sus propias cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.".

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.