ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8096 – 23 de abril, 2018

8096–23 de abril,  2018  (5487)        

El profeta Jeremías demostró una cualidad en su carácter que cada siervo de Dios necesita:  tener tenacidad.   Al leer los capítulos 36 al 39 de su profecía, vemos que dicta una carta para el rey, una carta que ningún rey quisiera recibir, ni mucho menos leer. 

Baruc, el escriba del templo fue el primero en leer esta carta.  Los que la escucharon pensaron que debía ser llevada a los oficiales del reinado; y así se la entregaron al rey Joacim.  El rey, al escuchar su contenido, arrojó esa carta al fuego, página por página. 

Cuando le dijeron a Jeremías lo que había pasado, él volvió a dictar el mismo mensaje, pero añadiendo una posdata.  Por hacer tal cosa, Jeremías fue encarcelado, y luego echado a una cisterna fangosa.

Sin embargo, sin importarle la persecución que sufriría, Jeremías con toda tenacidad, continuó representando a Dios; declarando fielmente Su mensaje al pueblo israelita.  Dios le protegió y le reaseguró; y en el tiempo preciso intervino a favor de Jeremías.

Sucedió que mientras llevaban a Jeremías como cautivo fuera de Jerusalén, junto con muchos otros judíos, el comandante de la guardia le encontró y lo puso en libertad, para que volviese a Jerusalén, o fuera donde quisiera ir.   Esto nos recuerda las palabras del libro de Proverbios, capítulo 11, verso 3:   "La integridad de los rectos los guiará."   Y además, según Proverbios 16, verso7, leemos:  "Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová, aun a sus enemigos hace estar en paz con él."

Mientras estemos cumpliendo con la voluntad de Dios. a menudo podremos sufrir la oposición de los enemigos de Dios, o aún la oposición de otros creyentes.  Sin embargo Dios estará con usted, y le cuidará.  Sirva a Dios con tenacidad

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.