ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8098–25 de abril, 2018

8098–25 de abril,  2018  (5489)       

Recientemente estuve conversando con una persona que seguía otra religión, y quien me dijo que lo que más le impresionaba del cristianismo era el perdón que había observado.  El perdón entre la gente, y el perdón de Dios hacia un pecador arrepentido.

Me acordé de aquel incidente mientras estaba leyendo Jeremías 50, verso:20.   Escuche lo que dice allí:    "En aquellos días y en aquel tiempo, dice Jehová, la maldad de Israel será buscada, y no aparecerá; y los pecados de Judá.  Y no los hallarán; porque perdonaré a los que yo hubiere dejado."

Cuando Dios perdona, Él se olvida.   No queda seña alguna del pecado ni de nuestra culpabilidad.  Es un trato hecho.  Aún si se hace una búsqueda, no se encontrará nada.   Si leemos los detalles y la magnitud de la rebelión y el pecado de Israel, este acto de perdón de parte de Dios es sin igual.  

Jeremías tenía toda la razón al afirmar, según Jeremías 50, versículos 33 y 34:   "Así ha dicho Jehová de los ejércitos:  Oprimidos fueron los hijos de Israel y los hijos de Judá juntamente;  y todos los que tomaron cautivos los retuvieron; no los quisieron soltar.  El redentor de ellos es el Fuerte; Jehová de los ejércitos es su nombre; de cierto abogará la causa de ellos para hacer reposar a la tierra, y turbar a los moradores de Babilonia."

La disponibilidad de Dios para perdonarnos no es una garantía de que no tendremos dificultades en esta vida, ni que no tendremos oposición del enemigo; pero lo que sí significa es que Dios es poderoso, y Él está listo para defendernos, darnos descanso y borrar todo registro que haya de lo malo que hayamos hecho.  Esa es la gracia de Dios, prometida en el Antiguo Testamento.  Le aseguro que esa gracia también está disponible para nosotros, hoy en día   (Lea Primera Juan 1:9)

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.