ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8105 - 4 de Mayo, 2018

 8105 - 4 de Mayo, 2018  (5496)

Acompáñenos en un estudio de "cuatro pasos", de los capítulos 2 y 3 del libro profético de Ezequiel.  Como primer paso extendemos ante nosotros la información que encontrada al estudiar este pasaje.  Segundo, la ordenamos según los temas tratados.  Como tercer paso creamos un bosquejo basado en esta información; y luego, como paso final, los más importante, aplicar lo que hemos aprendido a nuestro propio diario vivir.

Al bosquejar el contenido de Ezequiel, capítulos 2 y 3, le puse como título:  "Cómo prepararnos para las tareas que Dios nos da".  Luego, como subtítulos anoté:   1.-  Ingiera la Palabra de Dios;   2.-  Deléitese en la Palabra de Dios;   3.- Exhorte a otras personas, usando la Palabra de Dios;   4.-  Soporte o tolere cualquier oposición de quienes usted haya exhortado con la Palabra de Dios.

El cuarto y último paso, consiste en resumir lo aprendido, para entonces aplicarlo a nuestro diario vivir:   La primera aplicación, para mi propia vida, sería la de tomar en serio la lectura y estudio de la Palabra de Dios.  Esto requiere tiempo y disciplina.  En los Salmos vemos que David concuerda con esta conclusión de Ezequiel, que la Palabra de Dios es "dulce".  En el Salmo 19, verso10 leemos que es  "…dulce más que miel, y la que destila del panal."   Y luego en el Salmo 119:103 leemos:   "Cuán dulces son a mi paladar tus palabras!  Más que la miel a mi boca."

Ahora bien, cuando compartimos la Palabra de Dios con otros, ellos quizás no la encuentren tan dulce.  Más aún, podrán rechazarle, tanto a usted, como a su mensaje, y quizás llegar a perseguirle.  No permita que eso le infunde temor.  Dios ha prometido estar con usted, pase lo que pase.

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.