ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8118 - 23 de mayo, 2018

8118 - 23 de mayo, 2018  (5009)

Antes de concluir nuestra lectura y estudio del libro de Ezequiel, veamos lo que dice en el capítulo 47.  Allí tenemos la descripción profética de un río que saldrá del templo de Jerusalén, fluyendo hacia el este.  Creo interesante que dice que fluirá hasta entrar en un mar, y que quitaría la sal de las aguas de ese mar. 

El pastor Golz cuenta que cuando visitó el "Mar Muerto", que está al oriente de Jerusalén, se enteró que no hay absolutamente nada que pueda sobrevivir en las aguas del Mar Muerto.  Más aún si uno bebe solo un poco de agua de ese mar podría morir, ya que sus aguas son muy tóxicas por estar tan contaminadas con altos niveles de sal y otros compuestos químicos.     

Entre Jerusalén y el Mar Muerto hay un desierto desolado; y la verdad es que hoy en día el Medio-Oriente está encarando una severa crisis por la falta de agua.  El mar de Galilea ha bajado varios metros, el mar muerto se está encogiendo; y día a día el agua está escaseando más y más en toda esa región; lo que podría desencadenar un futuro conflicto.

Sin embargo, en Ezequiel, capítulo 47 tenemos la descripción de un río que será fuente de vida, y que fluirá desde el templo de Jerusalén hacia el oriente.  El resultado será, abundantes árboles, frutas y vida en sus riberas.   Ahora mismo, no hay ningún pescador a orillas del mar muerto, pero, según Ezequiel 47, verso10, la abundancia de peces allí será igual a la del mar Mediterráneo.    

Al pensar en este contraste, me acordé de las palabras de Jesús, según Juan 7, versos 38 y 39:   "El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.  Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él."   Separados de Cristo estamos tan muertos y llenos de toxinas espirituales, como ahora lo está el mar muerto.  Pero si recibimos a Cristo como nuestro Salvador y Señor, Él nos impartirá una fuente de agua espiritual sana y pura, y obrará en nuestras vidas para sean plenas y fructíferas y le den honra y gloria a Dios.

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.