ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8129 – 7 de Junio, 2018

  8129 – 7 de Junio, 2018  (5520)

  Le invito ahora a iniciar un estudio de la sección del Antiguo Testamento que contiene los libros conocidos como "los profetas menores". libros relativamente cortos, pero todos con mensajes poderosos.  

Comenzamos con las profecías de Daniel.  Un reconocido predicador, quizás pensando en el profeta Daniel, escribió, "No pida una vida fácil. Pida que seamos hombres y mujeres más fuertes.  No pida tareas dentro de su capacidad, sino pida que su capacidad sea igual a las tareas que enfrente."    

Al abrir ahora el libro de Daniel, no nos olvidemos del contexto histórico en que él vivió.  Daniel fue parte del primer grupo de israelitas que fue exiliado y obligado a vivir en Babilonia.     Daniel, junto con sus tres sus amigos,  Sadrac, Mesac y Abed-nego, resolvieron en su corazón de no contaminarse con el paganismo de la cultura babilónica  El libro de Daniel contiene muchas profecías, muchas que ya se han cumplido, y otras que todavía no se han cumplido.  

Esta seguridad de que el plan de Dios se está cumpliendo es lo que hace que el libro de Daniel sea uno de vital y significativa importancia para nosotros, aún hoy en día.  Ya en su juventud, Daniel había propuesto en su corazón serle fiel a Dios, y no ser atraído por la cultura pagana que le rodeaba.   Dios necesitaba un conducto, una vía clara, que Él podría usar para dar a conocer estas revelaciones.  Dios encontró esa vía en Daniel su siervo fiel; quien había sido probado, templado, y declarado fidedigno. Su vida de oración era consistente y su consagración a Dios, completa.   

Daniel estuvo dispuesto a sacrificarlo todo, ser obediente, y cumplir con la voluntad de Dios; y al mismo tiempo ser suficientemente humilde como para darle la gloria a Dios por todo lo que pudo lograr.  Atrévase a ser como Daniel.  Propóngase en su corazón a ser un conducto por el cual Dios pueda obrar libremente, sin otros compromisos, estorbos ni obstrucciones del pecado… ¡cueste lo que cueste!

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.