ConsejoBiblico.com

Un Consejo Bíblico

8132 – 12 de Junio, 2018

8132 – 12 de Junio, 2018  (5523)   

En el capítulo 9 del libro profético de Daniel leemos de una persona que oraba a la luz de la Palabra de Dios.  Escuche lo que Daniel comparte, según los versos 1 al 3 del capítulo 9: "En el año primero de Darío… Yo Daniel miré atentamente en los libros el número de los años de que habló Jehová al profeta Jeremías que habían de cumplirse las desolaciones de Jerusalén en 70 años.  Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza."

Mientras que Daniel reflexionaba en la Palabra de Dios, permitiendo que impactara su vida. comenzó a orar a la luz de lo que comprendía de la Palabra de Dios.   El tiempo estaba avanzando, y la desolación prometida por Jeremías 70 años antes, estaba por cumplirse.  Así Daniel estuvo orando, pidiendo que Dios cumpliera con su promesa de devolver a su pueblo, exiliado en Babilonia, a la tierra de Israel.    Su oración era de confesión, como también de afirmación; afirmando su fe en que Dios cumpliría esa promesa.

Escuche estas palabras de Daniel, comenzando en el capítulo 9 verso 20 de su profecía:  "Aún estaba hablando y orando, y confesando mi pecado y el pecado de mi pueblo Israel, y derramaba mi ruego delante de Jehová mi Dios, por el monte santo de mi Dios; aún estaba hablando en oración, cuando vino el varón Gabriel."  Quien según Daniel 9:23, le dijo:   "Tan pronto como empezaste a orar, Dios contestó tu oración." 

Creo interesante que la respuesta todavía no se hizo evidente durante la vida de Daniel pero Dios respondio, cumpliendo con Su promesa, a Su manera, y según Su tiempo; y Dios hará lo mismo por usted.  Ore diariamente a la luz de las promesas de Dios, especialmente las que vaya encontrando diariamente en su lectura y estudio de la Biblia.

 

 

Thank you for visiting Un Consejo Biblico - Come back again soon.